TAI CHI CHUAN

   Nuestra dedicación está orientada en la investigación del bienestar y el desarrollo en armonía como personas desde un punto de vista holístico, entendemos la salud como la capacidad de mantenernos integrados en el universo, organizando el sistema energético desde su forma física y emocional para liberarnos de obstáculos y favorecer la manifestación natural del Qi.

   La definición china de salud es -la capacidad de mantenernos en armonía con el entorno-. Esto significa entender el cuerpo físico como un medio para manifestarnos en este mundo y que debemos mantener en condiciones óptimas, también supone liberar los nudos emocionales que impiden que la energía fluya con libertad buscando constantemente su equilibrio natural con el cielo y la tierra.

  Orientamos así nuestra labor en atender estas necesidades vitales de bienestar con base a la filosofía y prácticas de origen taoísta, pues encontramos en esta línea sistemas de trabajo que satisfacen plenamente estos aspectos esenciales.

  Las prácticas del Tai Chi Chuan y el Chi Kung nos están demostrando un gran potencial adaptado tanto a personas físicamente fuertes y sanas, pero lo está haciendo de especial manera con grupos de trabajo de características más especiales con fuertes limitaciones debido a su edad o a problemas severos de movilidad y salud.

  La estructura externa del Tai Chi, el entrenamiento del cuerpo físico, la ejecución de los movimientos, deben ser suaves y tranquilos. Esto lo hace compatible con las circunstancias de cualquier tipo de practicante, pero a su vez fortalece las piernas y el corazón, regula el flujo sanguíneo, entrena los pulmones en cuanto a su capacidad y calidad, favorece completamente el movimiento articular y el equilibrio.

  En cuanto a la estructura interna, el Chi Kung o Qi Gong, estimula y activa el sistema energético, fortalece la salud de los órganos internos, favorece las relaciones que hay entre ellos los expresa hacia afuera, los pone en comunicación con el universo, con la energía del cielo y la tierra, restableciendo y ajustando en cada momento estados de armonía y equilibrio con el entorno.

  Todo esto despierta estados de conciencia en distintos niveles, primero de nosotros, nuestro cuerpo y nuestras emociones, y luego más elevados. La relación abierta con el universo despierta una necesidad de integración, surgen ciertas inquietudes que nos llaman al cultivo del espíritu, a buscar nuestro lugar y nuestra implicación en todo este conjunto, en el Tao.







SALUD

   Nuestra dedicación está orientada en la investigación del bienestar y el desarrollo en armonía como personas desde un punto de vista holístico, entendemos la salud como la capacidad de mantenernos integrados en el universo, organizando el sistema energético desde su forma física y emocional para liberarnos de obstáculos y favorecer la manifestación natural del Qi.

   La definición china de salud es -la capacidad de mantenernos en armonía con el entorno-. Esto significa entender el cuerpo físico como un medio para manifestarnos en este mundo y que debemos mantener en condiciones óptimas, también supone liberar los nudos emocionales que impiden que la energía fluya con libertad buscando constantemente su equilibrio natural con el cielo y la tierra.

  Orientamos así nuestra labor en atender estas necesidades vitales de bienestar con base a la filosofía y prácticas de origen taoísta, pues encontramos en esta línea sistemas de trabajo que satisfacen plenamente estos aspectos esenciales.

  Las prácticas del Tai Chi Chuan y el Chi Kung nos están demostrando un gran potencial adaptado tanto a personas físicamente fuertes y sanas, pero lo está haciendo de especial manera con grupos de trabajo de características más especiales con fuertes limitaciones debido a su edad o a problemas severos de movilidad y salud.

  La estructura externa del Tai Chi, el entrenamiento del cuerpo físico, la ejecución de los movimientos, deben ser suaves y tranquilos. Esto lo hace compatible con las circunstancias de cualquier tipo de practicante, pero a su vez fortalece las piernas y el corazón, regula el flujo sanguíneo, entrena los pulmones en cuanto a su capacidad y calidad, favorece completamente el movimiento articular y el equilibrio.

  En cuanto a la estructura interna, el Chi Kung o Qi Gong, estimula y activa el sistema energético, fortalece la salud de los órganos internos, favorece las relaciones que hay entre ellos los expresa hacia afuera, los pone en comunicación con el universo, con la energía del cielo y la tierra, restableciendo y ajustando en cada momento estados de armonía y equilibrio con el entorno.

  Todo esto despierta estados de conciencia en distintos niveles, primero de nosotros, nuestro cuerpo y nuestras emociones, y luego más elevados. La relación abierta con el universo despierta una necesidad de integración, surgen ciertas inquietudes que nos llaman al cultivo del espíritu, a buscar nuestro lugar y nuestra implicación en todo este conjunto, en el Tao.





MARCIALIDAD

  En la Asociación Shen Qi Yi dedicamos nuestro empeño a la difusión del arte del Tai Chi Chuan desde un punto de vista energético y de salud, respetando su origen y tradición marcial.

  La definición Tai Chi Chuan (Tai Qi Quan) indica su origen marcial, Chuan (Quan) significa Puño en chino, esto expresa el caracter original de esta práctica como un arte de lucha.

  Tradicionalmente se atribuye al taoísta Zhan San-Feng la paternidad de este arte de varias maneras, desde versiones filosóficas que hablan de sueños reveladores hasta las más aceptadas como una dedicación durante años de aislamiento como ermitaño investigando la manera de desarrollar las artes marciales de Wu Dang de manera que no suponga un gasto de energía donde el practicante queda agotado, sino todo lo contrario, una práctica diseñada para incrementar potencial energético e incluso utilizarlo en la propia actividad marcial.

  Estas artes denominadas internas destacan por la expresión marcial de un gran potencial energético que es necesario entrenar con gran dedicación en prácticas estáticas denominadas Chi Kung como el Zhan Zhuang durante el tiempo necesario.

  Tradicionalmente se enseña la forma por imitación y repetición de unos pocos movimientos básicos durante periodos de tiempo largos, hasta que el practicante es capaz no solamente de ejecutarlo con cierta maestría sino que su estructura física está totalmente asimilada y su ejecución se muestra natural y relajada.

  Simultáneamente se practican posturas estáticas de desarrollo energético, Chi Kung, de manera que tras un largo entrenamiento ambos aspectos se expresan totalmente integrados, entonces la práctica energética se expresa en el movimiento, solamente entonces se puede comenzar el entrenamiento puramente marcial.

  El aspecto terapéutico del Tai Chi es regular y aumentar la capacidad del sistema energético. Eneste sentido el entrenamiento marcial tiene un poder enorme, la razón es sencillamente que cada movimiento adquiere un sentido y una intención, bien de defensa o de ataque, esta intención es la herramienta que la mente utiliza para estimular y dirigir el impulso de la fuerza y la energía de una manera u otra por los meridianos y los mantiene activos.

  Hoy en día el entrenamiento con fines puramente marciales del Tai Chi Chuan está realmente relegado a pocos practicantes con una vocación y una historia consolidada en estas artes.

   No obstante quien persigue objetivos más adaptados a una manera de vida contemporánea, tan condicionada y tan restrictiva en cuanto a la administración del tiempo del que se dispone para la práctica, aspira a encontrar en el Tai Chi una manera interesante de salud. En este caso el uso de la intención marcial supone de nuevo una gran herramienta para movilizar Chi de manera efectiva, sin mayores pretensiones que el puro mantenimiento de la salud de una manera agradable y amena.

  Aunque el fundamento original del Tai Chi Chuan pasa por la marcialidad, esto solamente se logra entrenando el sistema energético, activando meridianos, ejercitando y organizando los órganos internos para responder a una demanda energética importante. Esto trae consigo un incremento importante de la salud, fortalecimiento del cuerpo físico y la capacidad de los órganos internos. Hace del Tai Chi Chuan una práctica completa y con grandes posibilidades que permiten adaptar perfectamente a los intereses de practicantes con inquietudes muy diferentes, bien marciales o de salud.





CHI KUNG

   El Chi Kung sin duda confiere a estas prácticas un aspecto que nos atrae definitivamente. Creemos que es imprescindible dedicarle la atención que se merece y le damos una importancia muy relevante.

  Las prácticas marciales chinas denominadas -internas- deben su nombre a la importancia que adquiere el entrenamiento y el control de la mente sobre la energía Chi (también escrita como Qi), tanto para proyectar aplicaciones marciales como para encajar una agresión y responder con máxima efectividad.

  El Chi Kung o Qi Gong, denominado el -cultivo de la energía-, trata en este caso de desarrollar un gran potencial energético que dota a estas artes marciales de características más allá de lo puramente físico. El verdadero arte, sea cual sea, debe interiorizarse y expresarse desde lo más profundo del ser, desde lo energético y lo emocional, debe mostrar el espíritu del artista de una manera transparente y natural, demostrar armonía consigo mismo y con el universo.

  Encuentro en el Tai Chi Chuan una oportunidad de características únicas para incorporar a la vida una pincelada armonía mediante el descubrimiento de las posibilidades que ofrece una práctica orientada hacia la expresión de lo más interno de cada persona, potenciando a su vez su salud en los aspectos físicos y emocional.

  El Chi Kung es así la esencia pura de la práctica del Tai Chi Chuan. Su entrenamiento requiere paciencia, disciplina y descubrimiento.



WAI DAN CHI KUNG – NEI DAN CHI KUNG

  Los ejercicios de Chi Kung los podemos clasificar de la siguiente manera: Wai Dan Chi Kung (entrenamiento del elixir externo) y Nei Dan Chi Kung (entrenamiento del elixir interno), debemos entrenar los dos tipos de ejercicios buscando un equilibrio entre ambos, vamos a ver de qué tratan.

WAI DAN:

  Los ejercicios de Chi Kung denominados Wai Dan Gong se consideran entrenamiento externo, buscamos el desarrollo de energía en las extremidades para después introducirla en los meridianos y el sistema energético. Estos ejercicios se realizan en movimiento, el cuerpo debe ser totalmente yang y la mente totalmente yin, exteriormente buscamos suavidad, internamente máxima fuerza, equilibrando así lo externo con lo interno y generando un flujo cuantitativo de energía. La relajación física es la que permite que esa energía circule, la intención la genera y la dirige.

NEI DAN:

   Al contrario que en el Wai Dan Gong, estos ejercicios se realizan en posición estática, por lo que lo externo toma características yin y lo interno yang. Este Chi Kung es básicamente meditación, trata de cultivar la energía en el interior del cuerpo, refinarla y dirigirla desde allí a los órganos, músculos y huesos a través de los meridianos con distintos fines. Este tipo de práctica es más difícil y requiere más paciencia y atención. En el entrenamiento de Chi Kung se deben trabajar los dos aspectos, el primero se considera yang el segundo yin, ambos interactúan entre sí complementándose y equilibrándose, no debemos descuidar ninguno, ni los elementos que los componen.





ZHAN ZHUANG

   En la ceremonia de mi Ke To (el Maestro acepta al discípulo) uno de mis padrinos comentaba que en occidente no es que falte información, la hay, mucha y buena, lo que falta es la base.

   La práctica verdadera comienza por desarrollar un buen sistema energético, cultivar la energía significa permitir que se desarrolle naturalmente, despacio, con atención constante, cada día durante varios años, hasta que el Dan Tian y los vasos estén repletos, hasta que nuestro Chi se unifica con el de la naturaleza, con el cielo y la tierra, los órganos internos que impulsan el movimiento de la energía se han fortalecido, la médula se nutre y el espíritu se eleva, Zhang Zhuang Gong.

   En nuestros días, un principiante de Tai Chi Chuan, puede comenzar con 13 posturas. Exigiría generalmente sólo tres o cuatro meses para aprender la forma. Se alejarían mucho de la forma original de entrenamientos de las generaciones más ancianas, que comenzaron con la postura Ma Bo, la postura del paso Chuan, etc... para construir sus habilidades físicas básicas. La manera tradicional de aprendizaje puede ser muy larga, en la estructura de las 13 posturas cada una exigiría en varios meses de práctica.

   Los pasos de la práctica del Tai Chi Chuan incluyen el Zhang Zhuang Gong en la postura Ma Bo y la postura Chuan. En la antigüedad, los practicantes del Tai Chi Chuan debían primero practicar estas dos posturas durante años para reunir más poder en las extremidades inferiores, después entrenar con los ejercicios de empuje de manos.

En cualquier arte marcial serio, el practicante debería saber que si no pasa por este refuerzo de habilidades físicas específicas, sus extremidades inferiores carecerán de poder y su centro de gravedad muy fácil de ser desviado

   Así pues, cualquier practicante serio de Tai Chi Chuan debería practicar primero Zhang Zhuang Gong, este entrenamiento no debería limitarse a ser capaz de mantener la postura cierto espacio de tiempo, sino más bien a perseverar en el entrenamiento y hacerlo efectivo. Cada postura debería ser dominada una a una, así como sus aplicaciones. Entonces, finalmente, se puede practicar la estructura completa del Tai Chi Chuan. Tradicionalmente llevaría muchos años antes de practicar la forma entera, luegoperfeccionándola interminablemente

   En antiguos manuscritos se encuentran referencias al Zhang Zhuang Gong como las que siguen:

   -Al principio se requerirá sólo cinco minutos de entrenamiento y progresivamente irá aumentando la duración. Más tarde, después de un largo período de práctica, las extremidades inferiores reunirán un gran poder interno, mientras que el Dan Tian estará lleno de Chi-.

   -Practica esta postura, no importa si puedes dedicar a otro entrenamiento mucho o poco tiempo, si eres perseverante conseguirás todas sus bondades, mejorando tus órganos internos y tu mente, promoviendo la circulación de Chi, tu cuerpo entero ganará poder interno mientras la cintura y las piernas adquieren habilidades físicas para las artes marciales. El entrenamiento del Zhang Zhuang incluye desplazamientos hacia delante, hacia atrás, derecha e izquierda, centro, ataque y defensa, etc...





VISITA

Canal Chi Kung

RECUERDA PINCHAR "ME GUSTA"


 


Tai Chi Chuan



Tai Chi Chuan

certificado del linaje Chen