CHI KUNG

  La medicina tradicional china tiene su base en la regulación de nuestra energía vital, incluye acupuntura, herbología, masaje, dietética y Chi Kung (Qi Gong).

  Los textos más antiguos datan hace tres mil años y ya nos hablan de una forma de curación mediante la búsqueda del equilibrio entre dos aspectos del "chi", el "yin" y el "yang", aspectos opuestos cuya interacción origina la existencia de todas las cosas y cuyo equilibrio define su naturaleza.

  Según esta filosofía, se distinguen tres tipos de "chi" (Qi), el que genera al cielo y al universo, el que genera a la tierra, y el de hombre, que incluye a todos los seres vivos y que es consecuencia de la interacción entre las dos primeras, tanto física como emocionalmente dependemos de que esa interacción sea natural y equilibrada.

   Nuestra salud y la de todos los seres vivos se condiciona a la capacidad que tengamos de dejar fluir a través de nuestro sistema los dos "chi" primarios, generadores de nuestra existencia.

  En la sociedad actual, las personas olvidamos nuestra naturaleza, nuestras inquietudes diarias se centran en librar una batalla por la existencia, generando tensión emocional que bloquea nuestras capacidades energética y física.

   Consecuencia de estas disfunciones son en primer lugar un desequilibrio de nuestras emociones, si se mantiene semejante estado llega la enfermedad a los órganos y huesos, degenerando así nuestro cuerpo hasta perder por completo la capacidad física de continuar con sus funciones.

  Practicando Chi Kung (Qi Gong) nos damos cuenta de la directa relación existente entre las emociones y el cuerpo físico, entre nosotros y la naturaleza, entre el fluir del chi y la salud, buscamos un estado natural del ser, relajando la mente y unificándonos con el universo, dejamos simplemente que se haga en nosotros aquello a cuya finalidad debemos nuestra existencia.

  El Chi Kung (Qi Gong) es básicamente interiorización, toma de conciencia y unificación de la mente, el cuerpo y el espíritu, para desarrollar e incrementar nuestro potencial energético; es la base y de obligado estudio para cualquier otro arte interno chino, siendo ya él solo un completo sistema de salud, un verdadero arte y una disciplina enormemente gratificante.

  Descubrimos una forma de mantenernos sanos que no implica el deporte como lo conocemos en occidente, esfuerzo y superación, gasto de energía y logro de metas, al contrario, practicando chi kung, generamos energía y fortalecemos el cuerpo mediante la relajación y la calma.





EMOCIONAL

  Cuando hablamos de salud en medicina tradicional china, no podemos observarla como un mero mantenimiento de nuestro cuerpo físico, sino como energía en equilibrio. En la práctica del Chi Kung Terapéutico consideramos energía todo nuestro ser, cuerpo y emociones, y desde esta perspectiva enfocamos una terapia.

  El primer síntoma de enfermedad se manifiesta emocionalmente, continuamente el cerebro envía estímulos a los órganos internos y estos reaccionan generando energía de cualidad emocional.

  Todo desequilibrio emocional crea un estado anormal, generalmente en forma de tensión, en un órgano interno, alterando primero sus funciones y su propio mantenimiento, después el de los demás y el del cuerpo en general.

  En los cursos de Chi Kung vemos como las emociones son energías generadas en los órganos internos consecuencia de un estímulo enviado desde el cerebro a raíz de la información que llega a él por medio de los sentidos o de elementos que ya existen en él y permitimos que nos afecten, así, practicando una actitud mental correcta podemos mantener los órganos y sus energías emocionales equilibrados.

  Diferenciamos dos tipos:  Emociones Yang: son aquellas que por sus características llevan a la expresión, energías que se generan, se abren, se expresan y se dispersan, nos llevan a la carcajada, a abrir el cuerpo, a llenar el espacio donde nos encontramos, nos mantienen abiertos y activos.  Emociones Yin: estas energías tienden hacia adentro, se agarran en el cuerpo, generan tensión en los órganos, nos llevan al recogimiento, a la interiorización y a la soledad.

  Chi Kung es trabajar la energía la energía, así, podemos también tomar el control de estas energías emocionales, observarlas, reconocerlas y adoptar una actitud mental que mantenga una actividad emocional equilibrada.

  En los cursos de Chi Kung mostramos las distintas maneras de trabajar las emociones dependiendo de su finalidad, bien espiritual o terapéutica, en cualquier caso, debemos conocer sus características y sus efectos para definir el ejercicio más adecuado.





WAI-NEI DAN

  Los ejercicios de Chi Kung los podemos clasificar de la siguiente manera: Wai Dan Chi Kung (entrenamiento del elixir externo) y Nei Dan Chi Kung (entrenamiento del elixir interno), debemos entrenar los dos tipos de ejercicios buscando un equilibrio entre ambos, vamos a ver de qué tratan.

  WAI DAN CHI KUNG:  Los ejercicios de Chi Kung denominados Wai Dan Gong se consideran entrenamiento externo, buscamos el desarrollo de energía en las extremidades para después introducirla en los meridianos y el sistema energético.

  Estos ejercicios se realizan en movimiento, el cuerpo debe ser totalmente yang y la mente totalmente yin, exteriormente buscamos suavidad, internamente máxima fuerza, equilibrando así lo externo con lo interno y generando un flujo cuantitativo de energía. La relajación física es la que permite que esa energía circule, la intención la genera y la dirige. Esta forma de entrenamiento incluye movimiento, masaje y acupuntura.



  NEI DAN CHI KUNG:  Al contrario que en el Wai Dan Gong, estos ejercicios se realizan en posición estática, por lo que lo externo toma características yin y lo interno yang.

  Este Chi Kung es básicamente meditación, trata de cultivar la energía en el interior del cuerpo, refinarla y dirigirla desde allí a los órganos, músculos y huesos a través de los meridianos con distintos fines.

  Este tipo de práctica es más difícil y requiere más paciencia y atención.

  En el entrenamiento de Chi Kung se deben trabajar los dos aspectos, el primero se considera yang el segundo yin, ambos interactúan entre sí complementándose y equilibrándose, no debemos descuidar ninguno, ni los elementos que los componen.





ACUPUNTURA

  La Medicina Tradicional China tiene su base en la regulación energética de nuestro organismo. La acupuntura es el resultado de unos tres mil años de estudio minucioso del comportamiento de esa energía, observación, paciencia, y generaciones de profesionales dedicados. Toda prácticaterapéutica china toma como base este conocimiento, cualquiera de las distintas áreas que compone la medicina tradicional debe ir enfocada según unos patrones muy definidos.

  En los cursos de Chi Kung Terapéutico aprendemos una base de meditación y relajación en diferentes actitudes, tomamos conciencia de nuestro cuerpo, de nuestras emociones y de nuestra energía, disfrutamos de los ejercicios porque nos llenan de calma y de vitalidad.

  Una vez superado este periodo, un trabajo serio y duradero de salud nos obliga a adentrarnos más, regular realmente nuestros órganos, nuestro cuerpo y nuestra mente, requiere un estudio formal, no intenso pero sí formal, de acupuntura.

  En el segundo curso veremos pues, nociones básicas de acupuntura, " teoría yin y yang ", "teoría de los cinco elementos", estudiaremos los meridianos básicos por los que circula el chi y los puntos acupunturales más elementales y aprenderemos a regularlos utilizando los conocimientos adquiridos en los primeros niveles, tanto en los ejercicios de Chi Kung en estático como en movimiento y mediante masaje.





VIDEO















VISITA

Canal Chi Kung

RECUERDA PINCHAR "ME GUSTA"








Tai Chi Chuan


CHI KUNG